blognovedades

Desafiados como padres en época de pandemia

Como papás y mamás nuestros hijos nos desafían constantemente desde el inicio.

Personalmente opino que para eso han llegado, para desafiarnos, para movernos de nuestra zona de confort y expandirnos con grandes aprendizajes, aprendizajes que no se consiguen en la vida si no se produce ese acontecimiento de ser padre/madre.

Nuestros hijos no vinieron con un “Manual de Usuario” debajo del brazo y tampoco nosotros llegamos o podemos comprar fácilmente un “Manual de Padres”.

Aunque muchos nos podemos dar consejos útiles, cada hijo es un misterio a descubrir y cada relación padre-hij@ o madre-hij@ parece un vínculo único a transitar.

En esta época en que ni cuidadores, abuelos o escuelas están con nuestros hijos y somos nosotros como padres quienes retomamos un mayor contacto con ellos vamos a estar, obviamente, aún más, constantemente desafiados.

Pero, ¿desafiados a qué?

Cuando en Coaching preguntamos a qué te desafía esta situación, sabemos que estamos en la puerta de entrada de una respuesta que tiene que ver con el desarrollo de un recurso o aprendizaje por la persona. Poder clarificar ese recurso es el inicio del camino hacia su desarrollo. Saber cómo cultivar e incorporar ese recurso es el resto del camino.

¿A qué nos desafían aún más nuestros hijos con este contacto más intenso y constante?

Eso va a ser diferente en función de cada relación padre/madre-hij@.

Aun así, hay muchos desafíos que parecen ser universales.

Comparto algunos para que encuentres el tuyo, aunque para esto no hay “recetas”.

Algunos hijos nos desafían a aceptarlos “tal como son”, a aceptar su forma de ver el mundo que pareciera a veces totalmente contraria a la nuestra. Este desafío de respetar a tu hij@ como “legítimo otro” es delicado, sobre todo en épocas donde aún se convive.

¿Qué puede funcionar aquí? Cuando nuestros hijos nos desafían desde ese lugar, muchas veces el recurso que requiere desarrollarse en nosotros como padres es “respeto por la diferencia” o “tolerancia ante la diversidad” o “soltar estructuras propias”.

Otros hijos desafían a sus padres especialmente a “ponerles límites”, a poder establecer ciertas fronteras saludables que no deben traspasarse. Este desafío de poner límites a veces es complejo para muchos padres/madres. Y allí quizás los recursos que requieren desarrollar pasan por “firmeza”, “fuerza amorosa”, “decisión”, “seguridad personal”, etc.

A veces los hijos también nos pueden desafiar con sus ritmos más lentos a “desacelerarnos” o tomarnos una pausa. Aquí aparece muchas veces la “paciencia” como recurso, la paz interior que nos permite “bajar un cambio”.

Y así podría seguir nombrando desafíos universales.

Quizás simplemente nos desafían a conversar más con ellos, a enfocarnos en generar un vínculo más cercano con ellos, más allá de preocuparnos acerca de cómo va su desempeño escolar o liceal.

En todos los casos, si como padres en esta época nos preguntamos:

  • ¿A qué me está desafiando aún más mi hij@ en esta convivencia?
  • ¿Qué recurso debería incorporar aún más en mí para que su desafío no fuera tan intenso o difícil?
  • ¿Cómo lo puedo implementar concretamente en estos días?

Eso sería aplicarte auto Coaching como papá o mamá y con eso estarías apoyando al desarrollo de la sociedad toda. Estarías tomando esta etapa de intimidad en familia como un curso acelerado de ser papá-mamá.

Con mis mejores deseos de que transites el curso de la mejor manera, te dejo un gran abrazo virtual:

*Magela Pardo.
Master Certified Coach y directora de Trascender.

Para profundizar en esta temática te invitamos a visualizar la entrevista realizada a Magela en Desayunos Informales, Canal 12 ingresa aquí. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario